El reto del paradigma del Marketing Digital

Paradigma_Blog002.jpg

Redefiniendo el papel de la Mercadotecnia y su relación con el mercado.

   La concepción del término aldea global trajo consigo no sólo una oleada de acuerdos comerciales internacionales, extranjerismos fonéticos y sazones culinarios de diversa estampa, sino que terminó por establecer una nueva dinámica social. Sin lugar a dudas, el mundo puede conceptualizarse en un antes y después de la globalización, pero, excepcionalmente, el mundo es, gracias a la era digital.


     El internet supuso en un principio una brecha profunda, entre desarrollo y sub desarrollo, sin embargo lo que en un comienzo adquiría tintes de lujo informático, termino siendo una herramienta cuasi indispensable para la vida en sociedad. El internet se coló en la vida del arquetipo privilegiado y pronto, lo mismo que la euforia y la histeria, se diseminó por todos el resto de los estratos sociales.

   De más está ensalzar su contribución a todos los campos, saberes y ciencias, cuando resulta en ocasiones obvio. Más, lo que compete al presente artículo radica en el reposicionamiento que logró dotar a la mercadotecnia, no como una disciplina orientada a una segmentación contenida en la figura de la masa, sino que por vez primera, permitió la democratización del mercado, al dar voz y participación del mercado meta en cuestión, no como un evento aislado a las estrategias y proyectos de una marca o servicio, sino permitiéndoles llegar al propio núcleo de la marca.

   Es entonces cuando, valiéndose del empoderamiento que ofrece la tecnología, la mercadotecnia evolucionó de un ente estático y lejano, a un agente dinámico, sinérgico, capaz de desarrollar una comunicación directa con su público y ampliando su rango de persuasión de un simple jingle, a un call to action, a un estilo de vida. Ahora la mercadotecnia se vive, porque forma parte del entorno social, atrás quedan las tradicionales clasificaciones de estrategias Above the Line (ATL) y Below the Line (BTL), bien podría afirmarse que la mercadotecnia digital ha dado pie a una nueva clasificación: Within the Line (WTL).

   Luego, a medida que la tecnología adquiere tintes de mayor personalización, observamos el fortalecimiento de la dupla indisoluble entre ésta y la mercadotecnia. Observamos una nueva estructura organizacional en todas las agencias de este giro y somos testigos del surgimiento de nuevos organigramas que extienden sus ramas fuera de las organizaciones e involucran en mayor medida a su público. 

   La mercadotecnia digital ha confrontado hitos y procreado nuevos paradigmas, pero, si algo puede celebrarse al respecto es que la mercadotecnia digital ha permitido en muchos aspectos la disminución de la brecha digital que en un principio categorizaba a la era de la información. Si el mundo como lo conocemos hoy en día, lo es, en ello el papel de ésta disciplina es estratégico.

   El reto es pues ahora, aprender a jugar las reglas que nos propone en su ejercicio y expresión diaria. Ser partes de la mercadotecnia digital, no como espectadores, sino mediante el aprendizaje y la asimilación; mediante la capacidad de entrever en sus millones de acepciones, no sólo una aplicación, sino una ventana capaz de anticipar las nuevas dinámicas sociales que la humanidad habrá de devenir.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion